Web Oficial
Mi reserva
Hotel Mesón del Cid ***
Hotel Mesón del Cid
Burgos, Burgos
Reserva Ahora
+
Fecha
habitaciones
Adultos:
Niños:
2 habitaciones
* menores de 12 años
+ Añadir habitaciones
Código promoción
Fecha de la reserva
Adultos
Niños*
Habitación 1
x
Añadir habitación
Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por ella, usted acepta el uso de cookies.
Reservando en la web oficial todo son ventajas
> Cuatro razones para no visitar el Mesón del Cid de Burgos

Cuatro razones para no visitar el Mesón del Cid de Burgos
Hotel Mesón del Cid




01.- “¿Pero aquí no nació el Cid Campeador?”. ¡Claro que no! Pero sus restos reposan muy cerca de nuestra casa, en la Catedral de Burgos. Los suyos y los de doña Jimena. Ambos se encuentran en el suelo del crucero, bajo el cimborrio, y llegaron aquí procedentes del Monasterio de San Pedro de Cardeña. Nadie se ha sentido decepcionado al conocer el lugar de reposo de esta figura legendaria… pero puede que usted sea el primero. Si quiere visitar su sepulcro, solo tiene que entrar en la Catedral. En nuestro Mesón, eso sí, encontrará decenas de referencias relacionadas con este personaje histórico y literario.

02.- “Ya he visto demasiadas catedrales…”. ¿Sabe que la Catedral de Burgos está frente al Mesón? Sí, claro, pero usted ya ha visitado demasiadas: León, Segovia, Ávila, Toledo, Santiago de Compostela… La de Burgos no compite con ninguna de ellas porque es única, como todas las demás. No importa que no sea aficionado al arte ni sepa distinguir un templo Gótico de uno Románico: la belleza arquitectónica de Santa María deslumbra a cualquiera y es uno de los grandes iconos de nuestra ciudad. Muchos comensales valoran poder contemplarla cómodamente sentado desde uno de los comedores de nuestra casa. Si no le apetece vivir esta experiencia, absténgase de probarla.

03.- “¿Cocina tradicional? No, gracias”. Lechazo asado, alubia de Ibeas, morcilla de Burgos, vinos de la Ribera del Duero… El Mesón del Cid se distingue por su defensa de las señas de identidad gastronómica de la tierra y siempre encontrará en él los platos de referencia de la cocina de Burgos. No busque otra cosa porque terminará desilusionado. Cientos de comensales valoran lo que ofrece nuestra carta, repiten e incluso nos recomiendan. Si no está interesado en llevarse a la boca un pedazo de auténtica gastronomía burgalesa, es mejor que coma en otro lugar.

04.- “Ya me obligaron a leer La Celestina en el colegio”. Y El Quijote y El Conde Lucanor y Luces de Bohemia… ¡Son libros que forman parte de la historia de nuestra Literatura! Tal vez no lo sepa y quizá tampoco le interese, pero el lugar que hoy ocupa el Mesón del Cid fue una imprenta y de ella salió la primera edición de La Celestina, de Fernando de Rojas. Los bibliófilos empedernidos no encontrarán aquí ningún ejemplar original, pero sí la copia. Puede que este apunte histórico y cultural le resulte poco apasionante, pero muchos huéspedes y comensales se marchan entusiasmados cuando descubren esta curiosidad.

Twitter: @MesondelCidBur
Facebook.com/HotelRestauranteMesondelcid
Instagram: @mesondelcidburgos
Blog: http://www.mesondelcid.es/noticias.html
Reservas Hotel: http://www.mesondelcid.es/
mesondelcid@mesondelcid.es