Web Oficial
Mi reserva
Hotel Mesón del Cid ***
Hotel Mesón del Cid
Burgos, Burgos
Reserva Ahora
+
Fecha
habitaciones
Adultos:
Niños:
2 habitaciones
* menores de 12 años
+ Añadir habitaciones
Código promoción
Fecha de la reserva
Adultos
Niños*
Habitación 1
x
Añadir habitación
Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por ella, usted acepta el uso de cookies.
Reservando en la web oficial todo son ventajas
Hotel > Doña Jimena y el Mesón del Cid
Compartir

Doña Jimena y el Mesón del Cid
Hotel Mesón del Cid

La obra del escultor Joaquín Lucarini está muy repartida por varias provincias del norte peninsular. En Burgos –ciudad donde falleció en 1969- dejó la imponente secuencia de personajes cidianos, repartidos a lo largo del puente de San Pablo. El escultor vasco, de origen italiano, utilizó piedra de Hontoria para dar forma a esta obra de notables dimensiones, situada sobre el pretil de ambos lados del puente. Ahí están Doña Jimena, el Abad San Sisebuto, Don Jerónimo, Diego Rodríguez, Martínez Antolínez, Martín Muñoz, Ben Galbón y Álvar Fáñez. Todos ellos, personajes -históricos y legendarios, como la propia figura del Cid- vinculados a la propia historia del que ‘en buena hora nació’, bien por motivos familiares o relación amistosa. El Mesón del Cid está dedicado, en exclusiva, al personaje que le da nombre. Todos nuestros comedores aluden, de uno u otro modo, a su figura. Dan fe de ello numerosas esculturas en piedra y madera, pero también pinturas. Pero hay un personaje –incluido también en la mencionada hilera de Lucarini- que sobresale en nuestra casa, casi con la misma intensidad que el Campeador. Se trata de Doña Jimena, esposa del Cid, cuyos restos descansan bajo el crucero de la Catedral de Burgos. Hay una curiosidad que muchos comensales descubren cuando visitan nuestro Mesón: una pequeña pieza de bronce idéntica a la del puente de San Pablo, pero en tamaño reducido. Sí, se trata de una réplica, probablemente realizada en el taller de Lucarini como modelo de la original. De hecho, el motivo es el mismo: Doña Jimena sostiene dos palomas sobre su hombro derecho, símbolo de sus hijas María y Cristina. Nuestra copia se puede ver de cerca pero, sin duda, el original de San Pablo –a muy pocos metros de nuestra casa- merece obligatoriamente una visita.