Web Oficial
Mi reserva
Hotel Mesón del Cid ***
Hotel Mesón del Cid
Burgos, Burgos
Reserva Ahora
+
Fecha
habitaciones
Adultos:
Niños:
2 habitaciones
* menores de 12 años
+ Añadir habitaciones
Código promoción
Fecha de la reserva
Adultos
Niños*
Habitación 1
x
Añadir habitación
Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por ella, usted acepta el uso de cookies.
Reservando en la web oficial todo son ventajas
Home > El reposo del que ‘en buena hora nació’
Compartir

El reposo del que ‘en buena hora nació’
Hotel Mesón del Cid

Sin entrar en el rocambolesco periplo de los restos del Cid Campeador –desde Valencia a San Pedro de Cardeña, y así hasta la Catedral de Burgos- lo cierto es que, quien quiera conocer el lugar donde fueron depositados de forma definitiva, tiene que visitar la seo burgalesa. No solo tendrá la oportunidad de pisar el lugar donde yace, junto a su esposa doña Jimena, sino también descubrir uno de los grandes hitos del Renacimiento español: el cimborrio de la Catedral de Burgos.

Pero vayamos por partes. En este lugar, hay una inscripción latina redactada por Ramón Menéndez Pidal en 1921 cuando se depositaron los restos de ambos personajes. También figura el celebérrimo verso del Poema del Mio Cid: “A todos alcança ondra por el que en buena ora naçió”. Y, sobre todo ello, se alza y protege la bóveda estrellada. Un mausoleo de lujo para quitar el hipo. Es una de las joyas más valiosas y reconocidas del arte español de todos los tiempos.

Quien visite la Catedral de Burgos –situada, como todo el mundo sabe, frente al Mesón de Cid- tiene que conocer este lugar. Es obligatorio. No solo porque, de este modo, descubrirá el lugar donde reposan los restos del Campeador, sino por la belleza del escenario que lo rodea. El cimborrio de la Catedral de Burgos tiene sus propias anécdotas. Una de ellas tiene que ver con un ‘fallo técnico’, pues se vino abajo en la noche del 3 al 4 de marzo de 1539, un siglo después de haber sido construido por Juan de Colonia. Casi cuatro décadas después, ya estaba listo el nuevo, es decir, el que hoy conocemos. No está muy claro quién fue el autor, pero en él intervinieron los mejores maestros de la época. Lo cierto es que la obra sigue en pie, cinco siglos después, apoyado en sus célebres columnas y embellecido con motivos ornamentales que lo hacen único.

No te marches de Burgos sin conocer una de las cúpulas más bellas del Renacimiento español. Está en el interior de la Catedral de Burgos. A pocos metros del Mesón del Cid.




Twitter: @MesondelCidBur
Facebook.com/HotelRestauranteMesondelcid
Instagram: @mesondelcidburgos
Blog: http://www.mesondelcid.es/noticias.html
Reservas Hotel: http://www.mesondelcid.es/
mesondelcid@mesondelcid.es